Google+ Followers

lunes, 19 de septiembre de 2016

Todo es mentira


Todo es mentira,

salvo la roca dura, la piedra que toma cuerpo,
y vuela en rojo la guadaña audaz
del homicida establecido.

Me da en la cara, y sangro…
Todos los siglos se ensalzan y todos lloran
en la dual comparsa absurda que me mata.

Sollozan conmigo lágrimas
de las mil mujeres antes muertas
y de las mil que van muriendo ahora.

Ellos se desfogan, se representan, juegan…,
mientras yo desaparezco bajo el juicio de los hombres,
en nombre de no sé qué dios
que no atiende al ruego de mi pena.

¡Mentira!
No me miran, porque no soy yo, Soy ellos,
ni mi entidad ni mi dolor existe.
Soy sus pecados.
Sólo ven sus culpas mientras me matan.

Me da en la cara, y sangro, la piedra que lanzan
los fabricantes de mujeres invisibles.