Google+ Followers

domingo, 19 de julio de 2015

Dándome igual el resto de la historia -

Un día cualquiera
cuando menos me lo espere
me sorprenderé a mí misma haciendo un poema
que me describa el cómo, el de qué manera
que arranque mis tripas de su lugar
y las eche al aire, como si fuese cometa
para que vuelen
y recoja instantáneas que merezcan la pena.

El beso, el agua, la paz, el aprendizaje, el ejemplo,
el consejo; esa voz pausada que te alimenta.

La risa de alguien aunque no tenga camisa,
la que buscaba el rey tan desesperadamente.
Quiero esa desnudez, sentirla,
tan ligera de equipaje que ni pensamientos lleve
y en el espacio, que deje libre, poder recostarme
dejarme llevar como una ola

dándome igual el resto de la historia
dándome igual el resto de la historia
dándome igual el resto de la historia

que tres veces Judas acusó a Jesucristo…

Algún día
como un libro al que le falten
todas y cada una de las últimas páginas
y que cada cual imagine un final,
sin prisas, liviano y sencillo, como una flor,
quiero un final como una flor
cayendo sutil cada pétalo
porque la brisa suave lo provoque
con ese vaivén
y entonces el jardinero tire
y todo desaparezca
y todo desaparezca
y todo desaparezca.

Algún día.