Google+ Followers

domingo, 15 de marzo de 2015

Los trazos ya pintados -

No me pidas el alma que te la entrego,
no me hables de soledades
que te dibujo un verso y lo prendo
al borde mismo de este abismo.

Y con lapiceros de cariño
bosquejo un camino de amapolas  
a la sombra de la realidad
de un mundo nuevo.

Lo dibujaremos a brocha gorda
para admirar por un rato
los trazos ya pintados.

No me pidas el alma
que de un pedazo de ella
ruego surja la danza,
el misterio druida
que esconden las palabras.

No me la pidas
que desgajo un trocito y te lo entrego
y te lo entrego entonces.