Google+ Followers

domingo, 15 de marzo de 2015

Esta vida nueva...

De vuelta a la realidad
al aire que no se respira
a su sofá que sangra.

La cocina vacía
el espacio que rompe el desencanto
que me vuelve torpe
como el alma triste que me gobierna
loca por los pasillos opacos y las tardes grises
y las mañanas y en cada minuto
que recuerdo, cuerda, que se ha ido.

Y me crispo, y me rompo a ratos
mientras clavo en mi pecho
espadas de mimbre, de vidrios y cerámicas
de prendas y alhajas que duelen más que nunca
mientras de los cojines ladeados
sobresalen sus jardines y tus prosas.

Y las sombras felices
que se callan ahora
que no recitan poemas
ni dan besos, ni abrigan
y supuran el aroma concreto de su ausencia.

De vuelta, de vuelta
de vuelta a la vida que me espera
mientras me siento en el rincón
de esta vida nueva
mirando los recuerdos;
las escenas esquivas
los momentos, sus palabras
sus costuras, sus pinceles
y sus versos, su voz, sus consejos.

Y sus flores se secan
y sus campos se pierden
y su poema, y el sueño que se murió
en el mismo momento de su huida
mientras me quedo mirando
a su sofá, que sangra…