Google+ Followers

miércoles, 25 de marzo de 2015

Amistad --

Ponme sobre la mesa el menú de la vida
ponlo, no enrojezcas ni te acobardes
ponlo sobre la mesa
 y deja que nuestros paladares decidan
el sabor que necesitamos
de este inesperado ágape.

En un plato nos espera
una ración enorme de empatía
¡uhmmm, me gusta!
y ahí, sobre una bandeja lila
yace el criterio, amigo
ese que vamos a repartirnos a medias
justo antes de bebernos
el vino de unas cuantas sonrisas
y si no tienes mucha prisa, deja que me ría
por favor, deja que me ría.

Mientras, escucha, amigo
escucha el son, son, son
la música diluye las brumas, los delirios
estos que llevamos tatuados en los bolsillos
cuando en el fondo, al hurgar
encuentras, casi oculto, el tikec del tiempo.

La música lo desvanece, lo aniquila
y nosotros, (me río) bailamos a un ritmo diferente
entre post, enlaces, o cómo quieras llamarlo
a esto que el mundo llama red
Red de peces de colores que se encuentran
en el mar de las redes de este mar
donde las mareas andan revueltas
y revuelve al mismo son, la música y las amistades
y dando vuelcos, nos entrelaza y nos une.

Y no sostengas a medias tu copa
levántala al aire, que se sepa
que la vida nos regala la casualidad de un encuentro
y en ese mismo centro de la vida
la amistad hace milagros
amigo, hace milagros.

Apriétala con fuerza
cógela y bébete hasta el último sorbo
mañana volverá a estar llena, te lo prometo
por el secreto que devana el nudo
que nos ata a la maraña embaucadora
de la silenciosa sinfonía
que todos bailamos al mismo tiempo.
Así es.