Google+ Followers

sábado, 10 de enero de 2015

Me lo prometiste -

Me prometiste que llenaría mis huecos con otros besos,
mis abismos,
que mis hijos harían el milagro,
que mi amante me rescataría
de mis precipicios y mis miedos.
Me lo prometiste, que el mundo mantendría la estructura
perfecta de la simetría caótica
pero simetría soportable y salubre.

Pero mis huecos arden por tus caricias,
tus palabras hacen nido en mis sienes 
y no se sustituyen con ninguna pócima
que el tiempo mantenga preparada.

Me prometiste, rodeada de historias de leyendas,
que curaban mis heridas primeras
las de aquella niña que soñaba
con una vida entera junto a ti; me prometiste
que soportaría el huracán tremendo de tu ausencia.

Me lo prometiste y te irás sin cumplir tu promesa.

Porque necesito tus besos más que  nunca,
porque las heridas me las cura el calorcito
eterno de tus manos,
porque mis heridas sanan de golpe
en el azul celeste de tu regazo,
en el canela tierno de tu abrazo,
en el lirio amarillo de tus besos.

Y en tu risa, madre, y en tus risas.