Google+ Followers

domingo, 23 de noviembre de 2014

Manejando los hilos tangibles de la luna… --

Rompería mil universos
secuestraría cometas
desbarataría bigbanes
haría desaparecer a las estrellas
robaría al cielo su espectacular belleza
manejando los hilos tangibles de la luna
esos que se envanecen cuando se mira
en el azul oscuro del mar en la noche.

Rompería mil universos
por volver a tener la oportunidad
de empezar de nuevo, de empezar
a fabricar este supuesto paraíso
conteniendo, con el más perseverante ahínco
la inconveniente evolución
la que nos separa y marca
de las demás especies del planeta.

Y no pasar nunca de animal a deshumanizado
y no necesitar más que la luz, el abrigo
el sol, el viento, las olas, el camino
el caudal del agua de la fuente
el amor, la tenacidad, el objetivo
el compromiso del eficaz equilibrio
aún destruyendo a un tiempo la palabra
si con ello nos salva de este desequilibrio.

El alimento vital e imprescindible
como vía lógica de supervivencia
en la medida y el justo reparto, siempre
donde no falte nunca la Justicia.

Sin obviar el arrope incondicional del amigo
ese que te guía, que se deja la piel
que te acompaña incondicional a miles de viajes
que se rompe hasta el alma si se lo pides
ese animal generoso y valiente
que daría su vida por tu vida
que se arremolina a tus pies
que te mira con ese amor absoluto
que sabe amar de la manera más humana posible.

Ese animal que debimos ser
que no debimos rebasar nunca
sobrepasándolo para adornar de caos y de miseria
y de dolor y de rabia y de impotencia
la foto arbitraria de la que es protagonista el mundo

Manejando los hilos tangibles de la luna…