Google+ Followers

martes, 28 de octubre de 2014

Batania -


Él es otra forma, otro equipaje distinto, otra manera de amueblar el aire. El viajante se tatúa las frases de Batania, en sus pasos, y observa cómo las páginas se convierten en paredes ante sus iris impresionados, amiga y enemiga la fórmula mágica que te hace claudicar ante la evidencia de la realidad que surge de entre un puñado escueto de palabras, guardadoras de los mensajes del mundo.
El poeta se desnuda frente a su propia piel para entregarse entero, obsequiándonos a un tiempo con toda su mentira y toda su verdad, con esa dualidad, y con ese juego, nos propone el goce de pensar…, el goce, cual luna a la espera del beso que le promete el sol, mientras ella se acaricia toda.
Y frente a tu edificio, un muro se decora, entre luces y sombras, con las pátinas negras de su aerosol, convirtiendo el gris cemento en literatura