Google+ Followers

jueves, 12 de junio de 2014

Cuando nada existe, Marinero *


MARINERO de mares que no existen.
¡Pocas redes te quedan, Marinero!
Ya despliegas las velas, alas blancas,
a dibujar la mar cauto el velero.
Marinero de mares que surcaste
como pirata fiel en tu andadura.
No existe  el alba que desnuda
llenaba tus pupilas.
No existe el baile de las olas
ni el brillo ni la luz de las estrellas
ni aquel sabor a mar que te embriagaba
ni esa música eterna…
Sólo existen en ti pasillos oscuros,
recovecos con ansias infinitas,
un enjambre de días que te aprisionan,
un amor lejano, una fe distinta.

Marinero de mares que no existen.
¡Pocas redes te quedan, Marinero!
Quieres bogar en tu mar azul verdoso
y tu piel se arremete contra el cielo,
prisionero en la tierra que te obliga
a navegar en ella, Marinero.
Quisieras ser cometa en tu locura
y como él, raudo surcar los cielos
y cobijar tu alma cansada
en el azul celeste espacio abierto.
Prisionera es tu piel sin armaduras
ni soldados que combatan el duelo
y te dejas mecer a su capricho
sea de levante o de poniente el viento.

Marinero que no verás tus mares

¡pocas redes te quedan, Marinero!